sábado, 24 de octubre de 2015

A ciegas

A ciegas seguimos respirando, gritando, llorando. Pues donde hallamos la paz, terrible es el silencio, dolorosa la ausencia, innecesaria la existencia. Y con temor avanzamos, ruidosamente caminamos. Pues donde habita el silencio -ahí - habita todo aquello que no entendemos.

Y lo sé, es verdad este sin saber, este no poder, este horrible estado de ignorar todo lo que está mal. Es irreal el pensar, el amar, es irreal y dolorosa toda absurda forma de presencia, de existencia. Y te juro que es frío y maldito el habitar, sí, esta difusa y escondida obsesión de todos por estar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es un placer recibir tu opinión.
Gracias ^^