viernes, 23 de octubre de 2015

Huir



  Una máscara muy bien hecha. Era eso. Una máscara de lo menos común, una multiforme, mentirosa, puede que incluso monstruosa.

    Huir, mentir, sobrevivir. Cerrar los ojos y negar que todo se transforma, que se tambalea todo rasgo de cordura, que toda supuesta tranquilidad no es sino amargura, seguida siempre de una intensa locura.

    Intentar negar lo que es innegable, suplantar lo inimaginable. Que todo se nos cae, se nos escapa. Que este moribundo techo no aguanta, este que es -en realidad- tan ligero como una sábana. Que la lluvia no es enemiga, sino amiga. Ella, sí, que siempre intenta arrancarnos -suavemente- la mentira.

    Quizá destruir. Quizá solo quiera ignorar esta constante y confusa necesidad de destruir todo lo que este intento de cosmos llame "el porvenir". Quizá todo sea simplemente el huir de este amargo vivir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es un placer recibir tu opinión.
Gracias ^^