lunes, 28 de diciembre de 2015

La nada

Y quizá no es un sentimiento único, lo sé, seguramente sea uno que nos llega a todos, que nos recorre el alma, uno que nos sacude sin más como la más profunda de las miradas. Pero ¿es este sentir similar para todos? ¿Acaso alguien es capaz de soportar este mal? ¿Es este morir similar a cualquier otro existir? ¿Acaso puedo vivir sin morir continuamente? ¿Sin gritar eternamente?


Y todo ahora es ignorar la presencia de cierta ausencia. Suspirar y deformarse. ¡Observar y conformarse!

Perseguir el "todo" y echar a correr para evitar ser engullido por la nada, sí, esta fiel, constante  e ingrata sensación de falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es un placer recibir tu opinión.
Gracias ^^